cf-170 - page 31

Centro Financiero
[ 31 ]
EDUCACIÓN FINANCIERA
SECCIÓN
Enseñar a su hijo cómo administrar
ese dinero semanal es una oportuni-
dad de oro para que el niño vaya ad-
quiriendo conocimientos de educación
financiera.
Se trata de una herramienta inmejora-
ble para educar sobre la importancia
del presupuesto personal, según coin-
ciden diferentes especialistas. Tenga
en cuenta que las actitudes y hábitos
de gasto que desarrolla con su primer
dinerito serán difíciles de cambiar más
adelante. Es muy importante establecer
unas reglas básicas para que la lección
aprendida sea la adecuada.
Una opción aconsejada por los exper-
tos es dar una cantidad base semanal
(mejor que mensual), con la posibilidad
de ganar algo extra por hacer ciertos
trabajos adicionales. Así aprenderá a
planificar teniendo unos ingresos regu-
lares y además conocerá el valor de un
trabajo bien hecho.
En cuanto a la cuantía, también depen-
de de la situación y posibilidades de la
familia, pero es importante recordar
que la paga ha de servir para que los
niños aprendan que el dinero no es ili-
mitado, que no se puede comprar todo
lo que se quiere y hace falta priorizar
y luego ahorrar para lograr un objetivo.
Dar demasiado dinero sólo fomentará
actitudes y malos hábitos de gasto que
podrían perjudicar a su hijo el resto de
su vida.
Puedes buscar información de cómo
enseñar a tu hijo a administrar su di-
nero. La página Aula Planeta da estas
recomendaciones;
1. Cuéntales un cuento. Las letras
no están reñidas con los números.
Tanto en la red como en las biblio-
tecas hay numerosas historias que
pueden servirte para inculcar a tus
hijos el valor del dinero y el ahorro,
pero a la vez la importancia de com-
partir y ser generoso.
Fábulas clásicas como La cigarra
y la hormiga o La lechera de Eso-
po, o Cuento de Navidad, de Dic-
kens, promueven estos valores.
En esta web encontrarás varios
cuentos de educación financiera
para niños y otras sorpresas.
El cuento Mi dinero y yo enseña a
los adolescentes cómo adminis-
trar su dinero. Además, va acom-
pañado de juegos y actividades.
2. Enséñales a utilizar un kakebo. El
kakebo es un libro de cuentas que
utilizan en Japón tanto adultos
como adolescentes para adminis-
trar la economía doméstica y aho-
rrar. En él se anotan los ingresos y
los gastos fijos del mes, así como
lo que se consume semanalmen-
te en supervivencia, ocio, cultura
o extras. Hazte con un kakeboy,
muestra a tus hijos cómo se utiliza.
En este video lo explican muy bien.
Puedes elegir una hora del día para
anotar y repasar con ellos los gas-
tos diarios. De este modo les harás
partícipes de la economía del hogar
y serán más conscientes de lo que
cuestan las cosas. También puedes
animarles a llevar su propio kakebo,
para gestionar su paga y ahorrar.
De esta forma, fomentarás su res-
ponsabilidad.
Esta calculadora infantil de paga
semanal les ayudará a calcular
sus gastos.
También pueden gestionar su
pequeña economía mediante la
aplicación Agent Piggy.
3. Visita un mercado de productores.
Allí podrán entrevistar a los agricul-
tores sobre el recorrido que experi-
mentan los productos hasta llegar a
sus manos. La siembra, el cultivo,
la recolección, la producción… y
finalmente la venta. Esta cadena
les ayudará a comprender el valor
del trabajo y el esfuerzo que cuesta
ganar dinero.
4. Implícales en un proyecto de aho-
rro divertido. Plantéales un objetivo
atractivo, como viajar a Eurodisney,
comprar una bicicleta, una entrada
a un concierto, una guitarra, o un
portátil, y anímales a ahorrar para
conseguirlo. Pueden destinar al
proyecto parte de su paga y de sus
regalos de cumpleaños, y también
conseguir dinero extra a partir de
pequeños trabajos, como lavar el
coche, ayudarte a pintar una habi-
tación, cuidar niños, o incluso em-
prender pequeños negocios, como
vender pulseras hechas a mano,
limonada o galletas.
5. Anímales a contribuir a algún pro-
yecto humanitario. Puedes invitar-
les ya desde pequeños a destinar
una parte de su paga a ayudar a los
niños más necesitados. La mayoría
de las ONG permiten hacer tanto
donativos ocasionales como apor-
taciones periódicas. Otra opción es
que os impliquéis como familia en
el apadrinamiento de un niño. De
este modo, aprenderán a valorar el
dinero y a compartirlo con los que
menos tienen, a la vez que toman
conciencia de los problemas que
genera la desigualdad y la pobreza.
1...,21,22,23,24,25,26,27,28,29,30 32,33,34,35,36,37,38,39,40,41,...66
Powered by FlippingBook