cf-168 - page 44

[ 44 ]
Centro Financiero
VOCES CALIFICADAS
SECCIÓN
convocados y aceptados en un proceso
o juicio iniciado para la liquidación del
deudor, pueden actuar conjuntamente
y solicitar la reorganización de su deu-
dor común
11
. Así, parece plausible di-
ferenciar entre autorización legal para
pedir la reorganización del deudor,
y para iniciar el proceso o juicio con-
cursal de reorganización del deudor.
En esta misma línea, no es necesario
señalar que para iniciar el juicio de re-
organización se prevé la ocurrencia de
cualquiera de estos eventos: el cese de
pagos en que incurra el deudor, que su
insolvencia sea inminente o que prevea
un estado de iliquidez
12
.
3. ¿CUÁLES SON LOS EFECTOS DEL
INICIO DE LA REORGANIZACIÓN
FINANCIERA?
Ciertamente, con la declaración de
apertura del proceso de reorganización,
se desatan una serie de consecuencias
sobre el deudor y sus acreedores. Por
las limitaciones de espacio, nos vemos
obligados a seleccionar entre todos,
aquellos que consideramos de mayor
impacto al negocio de banca, y bajo
este criterio, consideramos que el más
importante es la protección del deudor.
Esta se compone de 2 elementos, la
protección respecto de juicios (judi-
cial), y la protección respecto de con-
tratos o negocios; ambos convergen en
una protección patrimonial del deudor
pretensor de su reorganización. A con-
tinuación, listamos sus principales es-
pecificidades.
3.1. PROTECCIÓN
JUDICIAL
DEL
DEUDOR
Finalidad: Tiene por objeto evitar un
desguace del deudor a través del inicio
por parte de sus acreedores de proce-
sos judiciales y extrajudiciales de cobro
de deudas, de forma individual. En un
escenario así, se piensa que se afec-
ta a la mayoría en tanto aquellos que
lleguen primero, serán los únicos que
podrán satisfacer sus créditos; se per-
dería la posibilidad de salvar a la em-
presa y con ello, la fuente de empleos y
la posibilidad de generar recursos.
3.1.1. Concepto: Es el período de tiem-
po en el que el deudor no podrá
ser demandado por sus deudas,
ni podrá iniciarse la ejecución ex-
trajudicial de garantías ni la res-
titución extrajudicial de bienes
13
.
3.1.2. Duración: El momento cierto de
inicio es la declaración judicial
de apertura del concurso judicial
de reorganización. Su termina-
ción depende de las siguientes
causas:
(i) La falta de aprobación por el
juez del acuerdo alcanzado
por el deudor y sus acree-
dores.
(ii) El rechazo de la propuesta
de acuerdo presentada por
el deudor a sus acreedores.
(iii) Cumplimiento de 6 meses de
vigencia del período de pro-
tección.
(iv) Terminación del proceso de
reorganización antes de la
votación de los acreedores
de la aprobación del acuer-
do, o de la decisión del juez
sobre la viabilidad de éste.
Alcance: Se encuentran comprendidos
en esta protección, como vimos, la im-
posibilidad de iniciar cualquier tipo de
proceso de ejecución crediticia en con-
tra del deudor. Se incluyen, además,
el cobro de deudas mediante la reali-
zación de garantías que no requiera de
procesos judiciales, como por ejemplo
las garantías fiduciarias y prendarias.
También se añade a lo anterior, la res-
titución de bienes, esto tiene una clara
referencia a los contratos de leasing.
3.2. PROTECCIÓN CONTRACTUAL DEL
DEUDOR
3.2.1. Finalidad: La idea es que los
contratos que haya celebrado
el deudor que pide protección
de sus acreedores con miras a
lograr con ellos un acuerdo que
reestructure su patrimonio, se
mantengan vigentes y de esta
forma se conserva el statu quo
de su situación operativa.
3.2.2. Concepto: Se dispone la vigencia
y con ello, la continuidad de los
contratos celebrados por el deu-
dor, en especial, de aquellos que
se denominan de tracto sucesi-
vo, es decir, son aquellos con-
tratos en donde las prestaciones
o actividades acordadas, no se
realizan de forma instantánea,
sino que se consuman dentro de
un plazo determinado
14
.
3.2.3. Alcance: La L12/16 no discrimi-
na en la persona ni en el objeto
del contrato de que se trate. Por
ello, entre los contratos afec-
tados por esta tutela que se le
otorga al deudor, se encuen-
tran los contratos celebrados
11. Cfr. párrafo tercero del artículo 58; párrafo segundo del artículo 72; y artículo 174, todos de la L12/16.
12. Cfr. art. 29 de la L12/16.
13. Cfr. numeral 24, del artículo 4 de la L12/16.
14. Cfr. art. 39, numeral 2 de la L12/16.
1...,34,35,36,37,38,39,40,41,42,43 45,46,47,48,49,50,51,52,53,54,...62
Powered by FlippingBook