cf-168 - page 24

GOBIERNO CORPORATIVO
SECCIÓN
[ 24 ]
Centro Financiero
II. ¿Cómo motivar la gestión de
buen gobierno a emisores
registrados e intermedia-
rios?
Si bien de manera sucinta, enuncia-
mos los antecedentes normativos,
que constituyen el fundamento legal
con que cuenta la Superintendencia
del Mercado de Valores (antes Comi-
sión Nacional de Valores), en pro de la
implementación de buenas prácticas
de gobierno corporativo, es evidente
que se han mezclado los métodos: el
voluntario para emisores registrados
(Acuerdo 12-2003), y algunas normas
en Acuerdos dispersos para interme-
diarios (casa de valores) bajo el método
obligatorio.
A nuestro juicio, existen múltiples razo-
nes para motivar la adopción de bue-
nas prácticas de gobierno corporativo,
de igual manera goza la autoridad re-
guladora del mercado de valores con
las disposiciones legales vigentes que
le otorgan las facultades para exigir-
lo. No obstante, la pregunta que nos
debemos hacer es ¿ Ha sido efectivo?
¿Ha permitido evitar o mitigar crisis de
emisores? ¿Ha quedado como un Códi-
go más? Las respuestas son complejas
y múltiples, emergen algunas de crisis
de emisores, por tanto, es obvio por he-
chos públicos y notorios que en algunos
casos no ha funcionado.
Ahora bien, en el caso de emisores re-
gistrados, el objetivo es el que al ser
el método voluntario o de explicar, la
divulgación por parte de éstos de los
estándares de buen gobierno, (que
reportan y supuestamente adoptan)
tienen que ser revisados, analizados,
es imperante se elabore un índice de
cumplimiento real, basado en una su-
pervisión efectiva- teoría vs práctica, y
se divulgue ese resultado. Un trabajo
así, más que en un sentido crítico debe
asumirse como proactivo de lecciones
aprendidas, medibles, reales; de esta
manera las empresas estarán cons-
cientes de que quizá han estado apli-
cando procesos que no se adecuan a
un buen gobierno, transparente, y en
general en su propio perjuicio, pero lo
más importante se enteran de que lo
que le sucedió a determinada empresa
puede perfectamente estar sucediendo
en la suya y pueden subsanar a tiempo.
Obviamente bajo el parámetro de los
estándares del Acuerdo 12 de 2003,
porque reiteramos, la normativa fue tan
innovadora y completa que poco hay
que actualizar, pero aun así nada per-
manece incólume, ayuda eso sí, revisar
lo que reportan los emisores, puntual-
mente estudiar los casos que han sido
producto de crisis por incumplimiento
frente a sus inversores, respecto a lo
reportado en cuanto a adopción o no de
estándares de buen gobierno corporati-
vo ante la autoridad.
Mientras no se revise en sustancia,
poca utilidad tiene. De lo contrario,
medir su adopción efectiva según cada
emisor reporta o sujeto regulado adop-
ta, le provee a la autoridad del mercado
de valores una tremenda herramien-
ta para ejemplarizar las ventajas que
le da a un sistema financiero que sus
participantes cuenten con buen gobier-
no corporativo y cómo se robustece su
estructura integral.
Por ende, se requiere una supervisión
que permita la medición de las bue-
nas prácticas. Un análisis a conciencia
de los reportes e informes periódicos
acerca de buenas prácticas por parte
de emisores que presentan anualmen-
te contribuye a: (1) transparencia de
la información a los inversionistas; (2)
previene o mitiga el riesgo de “default”
que al final deteriora a todo el mercado
financiero y daña la reputación de éste;
(3) permite a la autoridad tener un es-
cenario real no sólo de la empresa emi-
sora, sino de sus stakeholders, aunado
a la coherencia de lo reportado como
buenas prácticas versus lo comunica-
do mediante los hechos relevantes al
mercado.
En este mismo sentido, a nuestro jui-
cio, la manera más fácil de proveer a
las empresas (bajo el método de ex-
plicar) las ventajas de una real adop-
ción de buenas prácticas de gobierno
corporativo, es decir por convicción las
destacamos: 1) le otorga una estructu-
ra creíble en la que fluye la información
para la toma de decisiones; 2) permite
una correcta gestión de los conflictos
de interés; 3) otorga una interacción
correcta, alineada, equilibrada entre
accionistas – directorio y administrado-
res, siendo este uno de los principales
problemas y obstáculos que se superan
con una adopción efectiva de buen go-
bierno corporativo; 4) logra mantener la
confianza del inversionista respecto a
la empresa, que se ve fortalecida y pro-
vista de los mecanismos que le permite
obtener recursos para megaproyectos y
por ende su crecimiento evitando así el
riesgo de información asimétrica.
En general, la adopción de un buen
gobierno corporativo por convicción,
otorga las fortalezas arriba enunciadas
( las más relevantes). Al final, las em-
presas quieren su sostenibilidad corpo-
rativa. Este concepto ha evolucionado,
las empresas impactan positiva o ne-
gativamente en la sociedad. Por tanto,
1...,14,15,16,17,18,19,20,21,22,23 25,26,27,28,29,30,31,32,33,34,...62
Powered by FlippingBook