cf-168 - page 22

GOBIERNO CORPORATIVO
SECCIÓN
[ 22 ]
Centro Financiero
LA GESTIÓN DE UN “BUEN GOBIERNO CORPORATIVO”
PARA EMISORES E INTERMEDIARIOS DEL MERCADO
DE VALORES: PILAR FUNDAMENTAL
DE SOSTENIBILIDAD Y DESARROLLO
Por: Rosaura González Marcos
Presidenta del Instituto de Gobierno Corporativo Panamá
I. Antecedentes necesarios
Siempre resulta importante conocer la
génesis de las normativas, no solo por-
que contribuyen a esbozar el ámbito y
alcance bajo el cual se plantearon las
mismas; sino también, y a mi juicio, lo
fundamental nos provee la historia de
las razones que motivaron su adopción.
En el caso del mercado de valores, la
materia concerniente a la “recomen-
dación” de guías y principios de buen
gobierno corporativo por parte de socie-
dades (emisores) registrados, se adoptó
con las siguientes características:
(1) Ponderó el modelo no obligato-
rio, esto es, el de explicar o softlaw-
Acuerdo 12 de 2003; (2) A esa fecha
la Superintendencia de Bancos lo había
establecido para los Bancos median-
te el modelo “obligatorio”. (Acuerdo 4
de 2001), hoy actualizado mediante el
Acuerdo 5 de 2011. ¿Coincidencias? Sí,
la gran mayoría de sociedades registra-
das ( emisores) son Bancos o empre-
sas tenedoras de acciones bancarias,
tanto de ofertas públicas de acciones
como de deuda; (3) La motivación de
la adopción del Acuerdo 12-2003, de
la Comisión Nacional de Valores (hoy
Superintendencia del Mercado de Valo-
res) de forma llana estableció que “las
recientes experiencias locales e inter-
nacionales relacionadas a prácticas
inadecuadas y deficientes a lo interno
de las emisiones de valores objeto de
oferta pública, apuntan claramente a la
necesidad de promover que las empre-
sas registradas” instauren a lo interno
de sus organizaciones, mecanismos
y procedimientos con los principios
aceptados internacionalmente en la
materia”; (4) La normativa se sometió
al proceso legal de consulta pública, y
además contó con los aportes de pro-
fesionales expertos ya que la autoridad
designó una “Comisión de Alto Nivel”,
al igual que lo hizo con la adopción del
Acuerdo 8-2000 (tal como ha sido mo-
dificado a la fecha) que regula lo con-
cerniente a la forma y contenido de los
Estados Financieros.
La realidad actual, tanto por revisio-
nes y ajustes de los principios de buen
gobierno corporativo, emanados de la
propia Organización para la Coopera-
ción y Desarrollo Económico (OCDE),
así como por lo que se evidencia de
las crisis nacionales e internacionales
(las debacles y escándalos de algunas
entidades del mercado financiero: ban-
ca, valores, seguros), ponen sobre la
mesa con pruebas, la debilidad de los
códigos de gobierno corporativo, la fle-
xibilidad de los mismos, y carencia de
vinculación y compromiso al asumirse
como voluntario o de simple referencia
por cumplir, por ende, algunos quedan
envueltos en una formalidad carente
de sustancia, que no permite su cum-
plimiento por motivación efectiva, con
conocimiento de las fortalezas que le
otorgaría aplicar buenas prácticas de
gobierno corporativo, como una herra-
mienta efectiva de sostenibilidad y cre-
cimiento empresarial.
A catorce (14) años de la emisión del
Acuerdo 12-2003, para emisores regis-
trados, se mantiene el método volunta-
rio o de explicar.
Vale destacar, que se han dado varias
reformas al original Decreto Ley 1 de
1...,12,13,14,15,16,17,18,19,20,21 23,24,25,26,27,28,29,30,31,32,...62
Powered by FlippingBook