revista-166 - page 41

Centro Financiero
[ 41 ]
REGULACIÓN
SECCIÓN
Canadá, Estados Unidos y Australia en
respuesta a la necesidad que tenían los
accionistas minoritarios de una empre-
sa de conocer el estado de su inversión
ante la forma hermética y discrecional
con que los accionistas de control y la
administración impuesta por ellos ma-
nejaban los negocios de la empresa,
en detrimento de las minorías. Con la
imposición de dichas prácticas se ha
pretendido mayor apertura en el ma-
nejo de la información y profesionalizar
los órganos de la empresa para procu-
rar generar un beneficio equitativo en-
tre todos los accionistas, empleados y
terceros con intereses en el quehacer
empresarial.
Al ser la junta directiva el órgano con-
ductor de la sociedad, recae en sus
miembros la responsabilidad de admi-
nistrar el patrimonio social con la mis-
ma diligencia, lealtad y acuciosidad que
emplean en el manejo de sus negocios.
Dicha administración comprende una
actividad interna, consistente en aten-
der los aspectos operativos y funcio-
nales de los distintos órganos sociales
que permiten la marcha de la sociedad
como ente abstracto, y una externa,
que atañe el ejercicio de las relaciones
societarias del ente legal para hacer
efectiva su capacidad de adquirir dere-
chos y contraer obligaciones como su-
jeto de derecho, todo lo cual persigue
como objetivo principal robustecer e
incrementar el patrimonio social.
En no pocas empresas, dichos precep-
tos son desatendidos, encontrándose
en las mismas una fuerte concentra-
ción en la propiedad o la configura-
ción de estructuras piramidales o de
preferencias que permiten a ciertos
accionistas controlar la sociedad y su
administración, ejerciendo un poder
sustancial sobre la mayoría de los di-
rectores, dando como resultado que las
decisiones tomadas lleven a priorizar el
cumplimiento de objetivos no societa-
rios o generar conflictos de intereses.
Para mitigar esas prácticas, la literatura
plantea la incorporación de directores
independientes en los órganos de ad-
ministración con la idea de que, al estar
desafectos de intereses económicos en
la empresa, su participación imparcial
contribuirá a un mejor desempeño de
las juntas directivas y el cuerpo geren-
cial en la toma de decisiones y la con-
ducción de la gestión empresarial para
provecho de todos los accionistas.
La incorporación de directores inde-
pendientes pretende evitar o mitigar la
acumulación de poder en determinados
agentes, que al no ser debidamente
monitoreados, tendrían más libertad
para actuar en su propio beneficio. De
esta manera, los directores indepen-
dientes pueden representar un contra-
peso frente a la toma de decisiones que
puedan perjudicar el interés social de la
sociedad y de todos los accionistas. Al
no tener ataduras con los poderes eco-
nómicos de la empresa, los directores
independientes actúan como fiscaliza-
dores autónomos de la administración,
con libertad de cuestionar la conduc-
ción de los negocios, el ejercicio de la
administración y la toma de decisiones
que, a su criterio, no redundan en los
mejores intereses de la sociedad y, por
ende, de los accionistas como colecti-
vidad y de terceros que tienen algún in-
terés en el quehacer social y la conduc-
ción de la empresa por las relaciones
que mantienen con esta.
1...,31,32,33,34,35,36,37,38,39,40 42,43,44,45,46,47,48,49,50,51,...60
Powered by FlippingBook