revista-166 - page 33

Centro Financiero
[ 33 ]
VOCES CALIFICADAS
SECCIÓN
miento más completo en el régimen ju-
rídico panameño. En la actualidad está
mal regulada.
4. Un cambio en acceso a la in-
formación.
El artículo 16 de la ley 23 de 2015 dis-
pone que la Superintendencia de Ban-
cos podrá solicitar la identidad de los
depositantes que sea necesaria para el
debido cumplimiento de las normas de
prevención de blanqueo de capitales.
La norma limita a la Superintendencia
de Bancos al indicar que la información
que se requiera de las entidades debe
ser parte únicamente de la supervisión
en materia de prevención de blanqueo
de capitales.
Esta norma donde se observa clara-
mente una especie de solución de
compromiso se debe complementar
con la nueva disposición, bastante
más abarcadora, y que dispone que
en cumplimiento de memorandos de
entendimiento, el superintendente de
valores puede requerir información
bancaria, la misma será solicitada a
través de la Superintendencia de Ban-
cos. La Superintendencia de Bancos
para tales efectos está facultada para
solicitar a las entidades bancarias in-
formación de pasivos e identidad de
los depositantes.
5. Las sanciones
Por último hemos dejado el tema casi
que tabú de las sanciones.
Las sanciones deberán ser aplicables
no solo a los bancos, sino también
a quienes permiten o autoricen el
incumplimiento de las disposiciones de
la ley.
Se hace referencia a la responsabilidad
corporativa. Para los efectos exclusivos
de las sanciones los actos y conductas
del personal directivo, dignatario, eje-
cutivo, administrativo o de operaciones
de los bancos son imputables al banco
y a las personas que ejercen las activi-
dades por cuya cuenta actúan.
Por su parte, las personas naturales
autoras de tales actos y conductas
quedan sujetas a las responsabilidades
civiles y penales en los términos previs-
tos en la ley 23 de 2015 y en el Código
Penal, ello conforme al artículo 57 de la
ley 23 de 2015
Conforme al artículo 51 del Código Pe-
nal vigente cuando una persona jurídica
sea creada o usada para cometer deli-
to, siempre que sea beneficiada por él,
se le aplicará cualquiera de las siguien-
tes sanciones:
1. Cancelación o suspensión de la li-
cencia o registro por un término no
superior a cinco años.
2. Multa no inferior a cinco mil balboas
ni superior al doble de la lesión o al
beneficio patrimonial.
3. Pérdida total o parcial de los benefi-
cios fiscales.
4. Inhabilitación para contratar con el
Estado, directo o indirectamente,
por un término no superior a cinco
años, la cual será impuesta junto
con cualquiera de las anteriores.
5. Disolución de la sociedad.
Conforme al artículo 129 del Código
Penal los autores y los partícipes están
obligados solidariamente al pago de los
daños y perjuicios, también están obli-
gados solidariamente con los autores
y los partícipes del hecho punible, al
pago de los daños y perjuicios, las per-
sonas señaladas en el artículo 1645 del
Código Civil. Dicho Código Civil señala
desde 1917:
• Artículo 1645 Código Civil: La obli-
gación que impone el artículo 1644
es exigible no solo por los actos u
omisiones propios, sino por los de
aquellas personas de quienes se
debe responder.
• … son responsables solidariamente
los dueños o directores de un esta-
blecimiento o empresa, por ejemplo
un banco, respecto de los perjuicios
causados por sus dependientes en
el servicio de los ramos en que los
tuvieran empleados, o con ocasión
de sus funciones.
• La responsabilidad cesará cuando
las personas prueben que emplea-
ron toda la diligencia de un buen
padre de familia para prevenir el
daño.
• Artículo 1646. El que paga el daño
causado por sus dependientes pue-
de repetir de éstos lo que hubiese
satisfecho.
Debemos usar más dichas normas y
exigir responsabilidades a las entida-
des y a las personas naturales que las
administran y a quienes supervisan a
los administradores.
Estamos convencidos que haciendo
uso constante de las sanciones y pu-
blicándolas como lo requiere todo acto
administrativo, no estaríamos en listas
de colores de organismos internaciona-
les. Pero, como hemos dicho siempre,
la clave es la voluntad.
1...,23,24,25,26,27,28,29,30,31,32 34,35,36,37,38,39,40,41,42,43,...60
Powered by FlippingBook