revista-166 - page 30

[ 30 ]
Centro Financiero
VOCES CALIFICADAS
SECCIÓN
riesgo asociado al Lavado de Dinero y
Financiamiento al Terrorismo, conside-
raciones y herramientas prácticas para
que los países las tengamos en cuenta
a la hora de emprender nuestra propia
evaluación de riesgo.
Antes de comenzar cualquier tipo de
evaluación de riesgos, todas las partes
involucradas, incluyendo los que lle-
varemos a cabo la evaluación y en su
caso, los eventuales usuarios finales,
debemos estar de acuerdo en el propó-
sito y el alcance de la misma. Las ex-
pectativas también deben establecerse
en cuanto a cómo los resultados están
relacionados con el conocimiento de
los riesgos a nivel nacional. En gene-
ral, una evaluación de los riesgos ALD
/CFT se destina para ayudar a un país
a identificar, evaluar y en definitiva en-
tender los riesgos de Lavado de Dinero
y Financiamiento al Terrorismo que en-
frenta el país, para lo cual deben es-
tablecerse los objetivos más concretos
en particular e informar sobre la elabo-
ración de políticas o el despliegue de
recursos por parte de los supervisores,
aplicación de la ley y otras como las au-
toridades competentes.
La comprensión de la escala y el impac-
to de los riesgos identificados también
pueden ayudar a determinar el cumpli-
miento, nivel y la naturaleza de los con-
troles preventivos de apropiada aplica-
ción a un producto en particular o sector.
Dada la diversidad de los usuarios o sec-
tores potenciales y las posibles expecta-
tivas divergentes, es esencial desde un
principio que haya claridad acerca de
por qué la evaluación se lleva a cabo, las
preguntas que debiera responder, los
criterios que se utilizarán para respon-
der las mismas y las posibles decisiones
resultantes de dicha evaluación. Las
evaluaciones de riesgo deben estar vin-
culadas a la planificación estratégica y
a las acciones específicas o decisiones.
Por ejemplo, una evaluación nacional de
riesgo sirve como preámbulo o entrada a
un programa nacional Antilavado de Di-
nero y contra Financiamiento al Terroris-
mo, a definir la “Estrategia Nacional de
Riesgos”, estrategias o políticas como
parte del proceso de coordinación inter-
na preventiva del país. Los propósitos
también variarán de acuerdo a las nece-
sidades de los usuarios. El propósito y el
alcance de la misma pueden determinar
la metodología que se va a utilizar.
Continuará en la siguiente edición.
1...,20,21,22,23,24,25,26,27,28,29 31,32,33,34,35,36,37,38,39,40,...60
Powered by FlippingBook