revista-164 - page 26

[ 26 ]
Centro Financiero
mejorar sus condiciones y engrosar el
estrato de empresas medianas.
El informe de la OIT “Pequeñas empre-
sas, grandes brechas” ofrece un pano-
rama del empleo y los desafíos del tra-
bajo decente de acuerdo a la estructura
de las unidades productivas. Según las
cifras contenidas en este documento,
las MYPE son absolutamente mayori-
tarias en una región donde el total de
empresas suma unos 11 millones, de
las cuales menos de un millón son em-
presas medianas y grandes.
A esta estructura productiva, hay que
añadir 76 millones de trabajadores por
cuenta propia.
Salazar planteó que es esencial redo-
blar los esfuerzos para tener vigorosos
ecosistemas empresariales que per-
mitan a las MYPE crecer y mejorar sus
resultados “para el desarrollo de los
mercados de trabajo y el crecimiento
del empleo en la región, así como para
la transformación productiva y el au-
mento de la productividad de nuestras
economías”.
MICRO Y PEQUEÑAS EMPRESAS SON CLAVE
PARA MEJORAR EMPLEO Y TRANSFORMACIÓN
PRODUCTIVA DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE
El informe destaca que las MYPE gene-
ran cerca de 47% de los empleos de
la región. Si se añaden los trabajadores
por cuenta propia, suman 75% del to-
tal. Las empresas grandes (incluyendo
sector público) y medianas no alcanzan
a generar 20% de los puestos de traba-
jo en América Latina y el Caribe.
El Director Regional de la OIT hizo
hincapié en la necesidad de tener en
cuenta “el evidente vínculo que existe
entre la informalidad y el tamaño de las
empresas”.
Según el informe, la tasa de informa-
lidad laboral no agrícola llega a casi
59% en las empresas con menos de 10
empleados, y baja a 14,4% en las que
tienen más trabajadores. Asimismo, hay
una alta tasa de informalidad entre los
trabajadores por cuenta propia, de 82%.
Las brechas también se manifiestan en
la protección social. Sólo 13% de los
trabajadores por cuenta propia cotiza a
un seguro de salud, y sube a 32% para
las microempresas, hasta 86% en pe-
queñas empresas y pasa de 90% en las
Representan casi 99% de las unidades
productivas, y junto con los trabaja-
dores por cuenta propia, generan tres
cuartas partes de todos los puestos
de trabajo. Pero están asediadas por
problemas de baja productividad y alta
informalidad.
Las 10 millones de micro y pequeñas
empresas (MYPE) que existen en Amé-
rica Latina y el Caribe tienen una “im-
portancia crítica” para el futuro de la
región pues generan la mayor parte del
empleo, pero al mismo plantean un de-
safío estratégico para los países, pues
son los principales nichos de informali-
dad y baja productividad, destacó la OIT
en un informe difundido.
“El predominio de las MYPE en la estruc-
tura productiva, genera grandes brechas
de trabajo decente y condiciones labora-
les, y al mismo tiempo es un freno para
el crecimiento de la productividad y de
las economías en general”, dijo el direc-
tor de la OIT para América Latina y el Ca-
ribe, José Manuel Salazar, quien recalcó
la necesidad de generar un entorno pro-
picio para que estas unidades puedan
1...,16,17,18,19,20,21,22,23,24,25 27,28,29,30,31,32,33,34,35,36,...60
Powered by FlippingBook