revista-164 - page 12

[ 12 ]
Centro Financiero
financiera informativa, que comprende
conceptos comparativos bancarizados.
En México, bajo esta división, serían
objeto de la educación financiera bási-
ca, 41 millones de niños y jóvenes, 24
millones de amas de casa y 7.1 millo-
nes de trabajadores sin bancarizar, lo
que da un total de 72.1 millones de
personas.
“Tanto la inclusión como la educación
financiera son vitales y se complemen-
tan entre sí, ya que su desconocimiento
provoca que importantes segmentos de
la población no tengan acceso finan-
ciero, ya que desconocen los produc-
tos, transacciones bancarias y las bon-
dades de la bancarización, tanto para
ahorrar, como para endeudarse, pagar
o invertir” (Coates, 2009)
La inclusión financiera, íntimamente li-
gada a la educación financiera, se pue-
de entender como el “acceso universal
y continuo de la población a servicios
financieros diversificados, adecuados
y formales, así como a la posibilidad
de su uso conforme a las necesidades
de los usuarios para contribuir a su de-
sarrollo y bienestar” (Heimann & al.,
2009, pág. 19)
Una definición más amplia señala que
la inclusión financiera “es una condi-
ción en la cual todas las personas en
edad laboral tienen acceso a un con-
junto completo de servicios financieros
de calidad que incluyen servicios de
pago, ahorros, crédito y seguros” (CI-
FAI, 2009, pág. 4)
Tanto la educación financiera, como la
inclusión financiera, son un fuerte so-
porte del proceso de bancarización. “El
término de bancarización es utilizado
con frecuencia para hacer referencia a
la incorporación al sistema financiero
de grupos de escasos recursos del sec-
tor informal, que tradicionalmente han
sido desatendidos por la banca comer-
cial “(Heimann & al., 2009)
“La educación financiera puede reali-
zarse tanto en el ámbito formal (siste-
ma escolarizado) como en el no formal,
en las diferentes etapas de la vida, por
1...,2,3,4,5,6,7,8,9,10,11 13,14,15,16,17,18,19,20,21,22,...60
Powered by FlippingBook