revista-163 - page 29

Centro Financiero
[ 29 ]
derechos como accionista y “no podrá
ejercer de manera definitiva frente a
la sociedad emisora los derechos po-
líticos y económicos inherentes a estas
reconocidos por ley, sin perjuicio de las
acciones legales que los interesados de
buena fe puedan ejercer por los daños
y perjuicios causados”. En tal virtud,
entendemos nosotros, que, al no poder
ejercer de manera definitiva los dere-
chos políticos y económicos, pierde, de
facto, su calidad de accionista, al ser
ellos los derechos fundamentales que
derivan de la relación societaria con el
ente legal, como son, de manera enun-
ciativa, ser citado a las asambleas de
accionistas, participar en ellas, ejercer
el voto, el tanteo o la suscripción pre-
ferente de nuevas acciones que emita
la sociedad, recibir dividendos o el pro-
ducto de la liquidación de los activos de
la sociedad en caso de disolución, entre
otros derechos que le pudieran corres-
ponder.
Destacamos, sin embargo, que la Ley
no establece mecanismos de verifica-
ción por autoridad alguna el cumpli-
miento de estas novedosas regulacio-
nes, de manera que la determinación
de las consecuencias y la aplicación
de dichas sanciones tendrían lugar si,
como resultado del requerimiento de
información por alguna autoridad, se
constata la falta de nombramiento del
custodio autorizado.
De esta forma, con la adopción de la
Ley, se da certidumbre a la posibilidad
de acreditar la identidad del accionis-
ta a través del custodio autorizado de
los certificados de acciones emitidos al
portador en caso de requerimiento de
una autoridad competente panameña y
se le da al accionista la tranquilidad de
poder preservar la confidencialidad de
su identidad bajo circunstancias nor-
males.
DEL CUSTODIO AUTORIZADO
El artículo 2 de la Ley introduce en su
numeral 5 los conceptos “custodio lo-
cal autorizado” y “custodio extranjero
autorizado” de los certificados de ac-
ciones emitidas al portador. Del conte-
nido del artículo 3 de la Ley, ya citado,
se deduce que el custodio autorizado
como su nombre lo indica, con prescin-
dencia de si es local o extranjero, es la
persona que cumple con las condicio-
nes que establece la Ley y que comen-
taremos seguidamente para custodiar
certificados de acciones emitidas al
portador por una sociedad anónima y
que es contratada por un inversionista
para el resguardo de los títulos accio-
narios.
Como deriva del artículo 2 de la Ley,
esta distingue dos clases de custodios
autorizados: locales y extranjeros. De
conformidad con su artículo 6, “Podrán
actuar como custodios locales autori-
zados de los certificados de acciones
emitidas al portador los bancos de
1...,19,20,21,22,23,24,25,26,27,28 30,31,32,33,34,35,36,37,38,39,...60
Powered by FlippingBook