revista-163 - page 26

[ 26 ]
Centro Financiero
si el propietario no suministra, dentro
del plazo establecido en este artículo, la
información y declaración jurada a que
se refiere este artículo”. De este texto
se deduce que dicho plazo de veinte
días es común para ambas partes; den-
tro del mismo, el inversionista deberá
entregar a la sociedad la declaración
jurada y, el ente legal, entregar al cus-
todio autorizado dicho documento junto
con los certificados de acciones.
Para las acciones al portador emitidas
con anterioridad a la entrada en vigen-
cia de la Ley, esta no indica quién ni
cuándo debe entregar los títulos accio-
narios y la declaración jurada al custo-
dio autorizado. El artículo 4 de la Ley se
limita a señalar que los mismos “[…]
deberán ser entregados al custodio au-
torizado junto con la declaración jurada
a que se refiere el artículo 8 dentro del
período de transición establecido en el
artículo 25”. De ahí que, ante la falta de
indicación, la sociedad no tendrá inter-
vención en dicho proceso de entrega.
Tal vacío también se manifiesta en
el artículo 8 de la Ley, que establece
únicamente que “Sin perjuicio de cual-
quiera otra información que el custodio
autorizado tenga a bien solicitar, al
momento de entregar en custodia los
certificados de acciones emitidas al
portador a que se refiere el artículo 4,
se deberá proporcionar, mediante de-
claración jurada, la siguiente informa-
ción: 1. Nombre completo, nacionali-
dad o país de incorporación, número de
cédula o número de pasaporte vigente
o datos de incorporación, dirección físi-
ca, número de teléfono y dirección de
correo electrónico o número de fax del
propietario de las acciones emitidas al
portador. 2. Nombre completo, direc-
ción física, número de teléfono y direc-
ción de correo electrónico o número de
fax del agente residente de la sociedad
emisora. Se tendrá por designado el
custodio autorizado y, por lo tanto, se
perfeccionará la custodia con la entre-
ga del certificado de acciones emitidas
al portador y la declaración jurada a que
se refiere este artículo. Se tendrá como
propietario de las acciones emitidas al
portador a la persona que figure como
tal en la declaración jurada a que se
refiere este artículo, con excepción de
lo establecido en el artículo 13”. Como
puede apreciarse, la norma tampoco
indica quién debe hacer la entrega en
cuestión.
Como es fácil advertir, la diferencia
entre los artículos 8 y 9 estriba en que
éste señala de manera expresa, cosa
que no hace el artículo 8, que “la so-
ciedad emisora deberá proporcionar”
la declaración jurada y la información
del agente residente de la sociedad. Al
respecto, recuérdese que el artículo 5
impone al inversionista la obligación
de entregar dicho documento al ente
legal en un término perentorio; de ahí
que sea este el que los haga llegar al
custodio autorizado.
Luego, ante el silencio de las disposi-
ciones para el caso de las acciones al
1...,16,17,18,19,20,21,22,23,24,25 27,28,29,30,31,32,33,34,35,36,...60
Powered by FlippingBook