revista-162 - page 7

Centro Financiero
[ 7 ]
de la Corte Suprema de Justicia, a “la
guarda de la integridad de la Constitu-
ción…”. Lo que implica que el respeto
a la integridad constitucional, está por
encima de aquellos fallos equivoca-
dos o errados, que tienden a torcer la
constitucionalidad de la norma jurídica
panameña.
En primer lugar tenemos el artículo 37
del Código Civil, según el cual una ley
derogada sólo podrá recuperar su vi-
gencia mediante la expedición de una
nueva ley, o si la ley posterior a la de-
rogatoria establece expresamente que
recobra su vigencia. Es decir, para re-
vivir la norma derogada no basta abolir
la ley que la derogó. Queda bastante
claro que la reviviscencia automática
de la ley, no aplica con la derogatoria
de la norma que la abolió, teniendo que
expedirse una nueva ley o señalarse
expresamente en la derogatoria, que
la anterior ley derogada recupera su
vigencia. Si bien este artículo no se re-
fiere a los casos de inconstitucionalidad
de leyes que derogan, parece señalar
un camino. Pero muy claro es el artículo
2573 del Código Judicial cuando seña-
la que los fallos de inconstitucionalidad
no tienen efectos retroactivos. Es decir,
si los fallos de inconstitucionalidad tie-
nen efectos hacia el futuro (ex - nunc)
porque así lo establece la ley taxativa-
mente, tampoco podría recuperar su
vigencia inmediata aquella legislación
cuya ley que la derogó fuese declarada
inconstitucional. Resulta sumamente
extraño que en el extenso fallo de 25
de enero de 2011, la Corte no se refiere
al artículo 2573 del Código Judicial, tan
trascendental para la decisión; ya que
por ser una norma sustantiva y vigente,
debe prevalecer sobre la jurisprudencia
que citó para revivir la Sala Quinta.
Pero veamos algo de jurisprudencia
adicional. Mediante fallo de 4 de junio
de 1991, la Corte Suprema de Justi-
cia había señalado que “el fallo de in-
constitucionalidad de una norma legal
produce una derogatoria por mandato
constitucional” y que cuando la Corte
“… declara que una norma legal es
inconstitucional la deroga constitucio-
nalmente”. Este fallo que confirma la
constitucionalidad de la frase “… y no
tienen efecto retroactivo” del artícu-
lo 2573 del Código Judicial, ya men-
cionado, en cuanto al alcance de las
decisiones de la Corte proferidas en
materia de inconstitucionalidad, debe
contextuarse con el artículo 326 de la
1,2,3,4,5,6 8,9,10,11,12,13,14,15,16,17,...60
Powered by FlippingBook