revista-162 - page 21

Centro Financiero
[ 21 ]
namá por la Ley 32 de 26 de febrero
de 1927, y las mismas son entidades
diseñadas con el propósito fundamen-
tal de realizar operaciones comerciales,
es decir, han sido concebidas para el
desarrollo de negocios de venta, ma-
nufactura, exportación, distribución,
prestación de servicios, entre muchos
otros, tanto dentro de Panamá como en
el extranjero. Las sociedades son con-
sideradas parte de la rama del Derecho
Mercantil.
Sobre este punto debemos anotar que
la vocación de entidad mercantil de las
sociedades anónimas panameñas se
encuentra recogida de forma expresa
en el artículo 19 de la citada Ley 32,
al indicar en su parte final sobre las fa-
cultades de la sociedad anónima: “y en
general, la de hacer cualquier negocio
lícito aunque no sea semejante a nin-
guno de los objetos especificados en el
pacto social o en sus reformas”.
Por: Amado Diaz-Tejeira
Socio Junior de Owens & Watson
¿FUNDACIÓN
O SOCIEDAD ANÓNIMA?
Las sociedades suelen ser usadas en-
tonces para establecer cualquier tipo de
negocio, sea que tenga un único accio-
nista o varios, lo que la constituye en un
instrumento perfecto para estos fines.
Por el contrario, al hablar comúnmen-
te de las fundaciones en Panamá, nos
referimos a las fundaciones de interés
privado creadas más recientemente
a través de la Ley 25 de 12 de junio
de 1995. Conforme el artículo primero
de esta Ley, para la existencia de una
fundación se requiere la constitución de
un patrimonio destinado exclusivamen-
te a los objetivos o fines expresamente
establecidos en el acta fundacional,
documento que da vida a este tipo de
entidades.
Se trata, como queda anotado, de la
conformación de un patrimonio autó-
nomo con el propósito de servir como
instrumento de protección de nuestros
activos y de planificación hereditaria.
¿Una Fundación o una Sociedad Anóni-
ma? Estoy seguro que muchos nos he-
mos hecho esta pregunta más de una
vez. Los motivos son diversos; cuando
se piensa en la protección de nuestros
bienes personales, los de nuestra fami-
lia, la educación de los hijos, inversio-
nes a largo plazo, desarrollo de ideas
de negocio, en fin, en cada momento
que analizamos las ventajas que nos
podría brindar contar con una persona
jurídica para poner en marcha nuestras
ideas y proteger nuestro patrimonio.
Para que pueda tomar una decisión
acertada, este breve artículo pretende
presentar algunas características rele-
vantes sobre estas dos entidades, cu-
yos propósitos son distintos conforme
su naturaleza, junto a algunos consejos
prácticos sobre la utilización de cada
una.
En el caso de las sociedades anónimas,
éstas se encuentran reguladas en Pa-
1...,11,12,13,14,15,16,17,18,19,20 22,23,24,25,26,27,28,29,30,31,...60
Powered by FlippingBook