revista-161 - page 58

58
Centro Financiero
avalancha de violencia que es triste ver
como el mismo pueblo se desangra sin
control, porque ya no habrá autoridad que
pueda detenerlo por los medios legales y
disciplinarios, este peligro que desde ya
estoy advirtiendo.
Quisiera mostrarles a manera de ilus-
tración los peligros que en su momento
advertía Mahatma Gandhi, para efecto de
que los análisis que ahora estoy haciendo
no son sacados de la manga de la cami-
sa, si no, de hechos vistos, vividos y que
quiero señalarlos para reaccionar “TODA-
VÍA ESTAMOS A TIEMPO DE CORREGIR”
En el orden del presente análisis, pode-
mos ver la secuencia de los riesgos y
amenazas que se nos avecina si conti-
nuamos permitiendo la impunidad de los
malos gobernantes, cuando ejecutan la
pésima administración de la cosa pública
sin temor al castigo). POR LO QUE:
Hay que ponerle fin a una larga historia
de impunidad política que alimenta y le da
vida a un presente de violencia criminal.
Entonces ¿Cómo podemos defender la
nación?
Según las experiencias que hemos teni-
do a lo largo de la vida en sociedad, es
urgente que:
• Señalemos, denunciemos a aquellos
individuos que están lacerando con
sus acciones inescrupulosas la moral
de todo un pueblo, aunque sabemos
que habrán obstáculos como lo es el
famoso requisito de la presentación
de pruebas, que no es nada más y
nada menos que el encubrimiento de
los funcionarios astutos que borran
las huellas del delito.
• Ante todo indicio ostentoso (riqueza
sin sustento), es necesario la inves-
tigación de oficio, ya que sabemos
que existe un salario del funcionario
y sobre esta base sabemos la capaci-
dad de adquisición de bienes de dicho
funcionario.
• Las organizaciones de transparencia
y seguridad ciudadana, tienen que
continuar insistiendo con las reco-
mendaciones de profesionales para
los puestos claves de la justicia como
lo es el Procurador del Ministerio Pú-
blico, los Magistrados de la CSJ, el
1...,48,49,50,51,52,53,54,55,56,57 59,60,61,62,63,64,65,66,67,...68
Powered by FlippingBook