revista-161 - page 56

56
Centro Financiero
no a las personas imputadas en los di-
ferentes actos de corrupción como lo es
el enriquecimiento ilícito, mal manejo de
fondos, peculado o como se le quiera
llamar según sus características, si no,
señalar al mismo sistema que permite
que estos individuos hurten y asalten las
arcas del Estado con transacciones en-
gañosas, contratos maquiavélicos y el
mismo sistema les autoriza para hacerlo
con intención y alevosía; entonces quiero
hacer una pregunta a la gente pensante
de nuestra sociedad.
¿Qué es primero? ¿El poder económico o
la corrupción?
Sencillamente voy a responder con mi
humilde opinión y es la siguiente:
El sistema político está subordinado a la
concentración económica, porque la con-
centración del capital extrema es la que
crea inequidad en la competencia política
y genera todas las inequidades y todos
los problemas del sistema político que
al final conducen al resquebrajamiento
en cascada de la moral de todo el pueblo
panameño.
Adicional a esto, provoca así los princi-
pales factores de riesgos socialmente
hablando en donde una de las amenazas
eminentes es que las pandillas que han
venido evolucionando como resultado a
la falta de atención en la administración
de justicia, estamos observando cómo
están siendo manipuladas por el crimen
organizado y así sucesivamente creando
la inseguridad ciudadana, la disolución
de la familia, la exclusión social, la equi-
dad, pero más que todo una anarquía
antisocial.
Cuando me refiero al 3er punto, la
“Po-
lítica sin principios”
me gustaría traer a
colación las pasadas recientes eleccio-
nes, en donde tuvimos la oportunidad de
ver casos extremadamente bochornosos
y no voy a entrar en detalles pues no me
alcanzaría el tiempo para mencionarlos,
lo que sí quiero dejar por sentado es que
nuestra clase política si se le puede lla-
mar así, creo que no, en el sentido de ca-
pacidad académica y moral, y como repi-
to no voy a entrar en detalles ya que con
solo recordar los personajes involucrados
da lástima y vergüenza pensar cómo po-
demos permitir que individuos así estén
dirigiendo nuestro país.
¡Pero!… Entonces ¿Qué hacemos?
¿Cómo hacemos Defensa Nacional?
Propongo iniciar la creación de una iden-
tidad colegiada en donde converjamos
personas comprometidas para hacer pa-
tria y evolucionar, recomendar cambios
a las estrategias que hasta ahora no han
dado resultados antes que sea demasia-
do tarde y se nos haga difícil recuperar
la normalidad de la vida inteligente en
sociedad.
En cuanto al 4º punto “
Justicia sin Es-
crúpulos”
vamos a señalar la peor ame-
naza, que a mi consideración, habrá que
ponerle mucha atención y para poder
contrarrestarla oportunamente antes que
esta amenaza se convierta en una crisis
insostenible tanto material como moral-
mente; y es que todos necesitamos ob-
servar un buen ejemplo o mejor dicho los
gobernantes tienen que dar el ejemplo en
todo su actuar.
¡Qué lástima! da ver como se han de-
rrochado miles de millones de dólares
1...,46,47,48,49,50,51,52,53,54,55 57,58,59,60,61,62,63,64,65,66,...68
Powered by FlippingBook