revista-161 - page 53

Centro Financiero
53
mocracia, y no nos vaya a pasar lo que
están viviendo los países en donde se les
ha impuesto el famoso cambio del socia-
lismo del siglo XXI.
Pero ¿qué paso? ¿Cómo se dio? Sencilla-
mente el pueblo buscó otras alternativas,
se cansó de tantas mentiras, injusticias,
de la mega corrupción que se traduce a
falta de oportunidades, pobreza, delin-
cuencia, inseguridad social, impunidad,
que muy fácilmente ha cobijado el crimen
organizado y ha convertido a nuestra so-
ciedad presa de la inseguridad en todo el
sentido de la palabra; así sucesivamente
nos iremos acercando a donde no qui-
siera que mi bello Panamá llegara, y es
que el pueblo buscará otra opción según
ellos para que les cumpla lo que hasta
ahora todos los gobiernos han prometido
y sólo han recibido engaños, injusticias,
desi­gualdad, impunidad de gobernantes
corruptos y poco a poco estamos obser-
vando cómo se va desapareciendo nues-
tra república y las repúblicas de nuestros
hermanos países.
¿Por qué esperar llegar a ese nivel para
reaccionar?
Estimados lectores, con el ánimo de uni-
ficar criterios acerca de lo que quiero
exteriorizar cuando me refiero a la de­
saparición de la república es que tradi-
cionalmente se ha definido la República
como la forma de gobierno de los países
en los que el pueblo tiene la soberanía o
facultad para el ejercicio del poder y que
actualmente el modelo republicano es el
que delinea claramente el perfil de la es-
tructura de gobierno en donde conocemos
y sabemos el porqué de la separación de
los tres poderes Ejecutivo, Legislativo y
Judicial; y que además sirve nada más
y nada menos para procurar el equilibrio
para asegurar la estabilidad del Estado, la
libertad, la justicia y la igualdad.
Al final de este artículo cuando lo haya-
mos leído, entendido y espero que tam-
bién sea comprendido, vamos a estar en
la capacidad de poder analizar y ejecutar
acciones que nos dirijan a observar lo
que será la base en cualquier tiempo y
espacio para mantener y mejorar el siste-
ma político de nuestro país como lo es la
“Democracia”.
Primeramente tenemos que desprender-
nos de la visión tradicional que cuando
escuchábamos hablar de la Defensa Na-
cional se nos venía a la mente las activi-
dades militares porque nos habían hecho
creer que solamente los militares y los
que estaban en el gobierno podían hablar
sobre el tema; pues no, no es así, en la
1...,43,44,45,46,47,48,49,50,51,52 54,55,56,57,58,59,60,61,62,63,...68
Powered by FlippingBook