revista-161 - page 51

Centro Financiero
51
consumidores no considerados consumi-
dores bancarios, pueden la entidad ban-
caria y el consumidor regular (no banca-
rio), acordar en los distintos contratos de
servicios bancarios, que cualquier dispu-
ta que surja de los productos o servicios
que se le brinden, se resuelvan mediante
arbitraje ante los distintos Centros en Pa-
namá que ofrecen el servicio.
Es importante aclarar que la facultad de
los consumidores regulares de acudir a
la vía de arbitraje fuera de la esfera de la
Superintendencia de Bancos, no implica
que el Banco no tenga que someterse al
procedimiento para la atención de recla-
mos ante la Superintendencia, sobre todo
si se tratare de posibles infracciones a la
Ley Bancaria y a los acuerdos bancarios
por parte de la entidad, toda vez que los
Bancos como entes regulados tienen que
someterse a los procedimientos y sancio-
nes que la Superintendencia dicte.
Actualmente en Panamá no son comunes
las controversias entre Bancos y usua-
rios que trasciendan las fronteras de la
Superintendencia de Bancos porque en
gran medida las entidades procuran re-
solver las diferencias mediante la media-
ción, sin embargo, a medida que pasen
los años, que las transacciones resulten
más complejas y de alta envergadura,
cualquier posible conflicto será de la
misma forma, complejo. Ello conlleva-
rá que el problema deba dilucidarse en
otra esfera aún pese al tiempo que de-
more y los costos que genere. De allí que
sea importante, con tiempo, reconocer la
necesidad de introducir en los contratos
bancarios cláusulas que permitan solu-
cionar los conflictos de forma alterna a la
que ofrece el sistema de justicia común.
Si bien es cierto conforme al Decreto
Ley 52 de 2008, la Superintendencia de
Bancos quedará facultada para arbitrar
en los conflictos entre bancos y consu-
midores bancarios, también es cierto que
se requiere de una compleja estructura
para administrar un arbitraje hasta su
culminación. Se trata de una estructu-
ra de difícil mantenimiento por lo que
eventualmente las autoridades deberán
aceptar que todo tipo de controversia con
consumidores bancarios pueda ser venti-
lada en centros de solución de conflictos
ajenos a la Superintendencia de Bancos,
así sea necesario que la Superintenden-
cia participe de manera indirecta o como
tercero, cuando considere que ha de es-
tar informada del curso del caso con el
fin de verificar que su regulado, el Banco,
haya cumplido las leyes y los acuerdos
en materia bancaria mientras mantuvo la
relación con el consumidor.
Queda claro entonces que los factores
más importantes que se deben consi-
derar respecto a la solución de proble-
mas entre bancos y consumidores, son:
cuáles controversias pueden resolverse
mediante mediación y arbitraje, quiénes
aplican para decidir por ellos mismos
dónde controvertir el caso y la participa-
ción que a de tener la Superintendencia
de Bancos según el conflicto y las partes
involucradas.
1...,41,42,43,44,45,46,47,48,49,50 52,53,54,55,56,57,58,59,60,61,...68
Powered by FlippingBook