revista-161 - page 16

16
Centro Financiero
Practitioners (STEP) que es la asociación
de profesionales fiduciarios más grande
del mundo.
Hoy por hoy tenemos unas 74 empresas
fiduciarias reguladas en Panamá, que
manejan patrimonios fiduciarios por el
orden de 20 billones de dólares, distri-
buidos en unos 84,000 fideicomisos de
diversos tipos, de entre los cuales predo-
minan los de garantía y los de adminis-
tración.
Es indudable que en los últimos años el
negocio fiduciario ha venido creciendo
de manera importante en Panamá, pero
también es cierto que hay muchas opor-
tunidades hacia donde puede seguir cre-
ciendo el negocio fiduciario.
Dos opciones importantes son los fideico-
misos inmobiliarios y los fideicomisos de
planificación patrimonial.
Dadas las limitaciones de este artículo,
nos referiremos únicamente a las ven-
tajas comparativas de Panamá para la
estructuración y administración de fidei-
comisos de planificación patrimonial.
Según el informe sobre Riqueza Global,
del Credit Suisse para el año 2014, a
pesar de la disminución promedio en el
desempeño de las economías del mun-
do, la riqueza en el mundo no ha dejado
de crecer y ha alcanzado la cifra récord
de 263 trillones de dólares, lo cual dupli-
ca la cifra registrada en el año 2000. De
esos 263 trillones de dólares, 9 trillones
se ubican en América Latina.
En la encuesta sobre Administración de
Riquezas, llevada a cabo por la firma
Ernst & Young en febrero de 2014, se
destaca, entre otras, que a los clientes
millonarios (“personas de alto patrimo-
nio” o “high networth individuals”) les
interesa tener una planificación holística
de su riqueza, con un creciente interés en
el incremento (rendimiento) del patrimo-
nio, y la adecuada transferencia de dicha
riqueza a la siguiente generación.
El resultado de dicha encuesta es co-
rroborado por la experiencia que nos
demuestra que en efecto, a las perso-
nas de alto patrimonio les interesa: (i)
la seguridad (e.g. inembargabilidad) del
patrimonio familiar (no necesariamente
todo su patrimonio, pero sí al menos el
que garantice la estabilidad económica
de él y de su familia) para garantizar la
sostenibilidad económica de la familia;
(ii) conservar cierto grado de disponi-
bilidad de su patrimonio familiar para
preservar su estándar de vida en caso
de acontecimientos adversos (e.g. crisis
económicas, cesaciones laborales, inca-
pacidades, jubilaciones, muerte); (iii) un
nivel aceptable de rentabilidad, que le
permite conservar el valor adquisitivo de
su patrimonio frente a la inflación, e in-
crementar su valor hacia futuro; (iv) llevar
a cabo una sucesión pacífica y ordena-
da del patrimonio conforme a las reglas
que considere más convenientes (que no
necesariamente coinciden con las reglas
sucesorias - e.g. parientes próximos ex-
cluyen a los más lejanos, hijos heredan
por partes iguales, mujer hereda igual
que los hijos, etc.); y (v) minimizar la
carga tributaria excesiva (i.e. recuérdese
que muchos países además de gravar
tributariamente las rentas locales, gravan
las rentas del exterior y encima tienen
tarifas confiscatorias en materia de im-
puesto sobre la renta. Además, muchos
países tienen impuestos al patrimonio
aun cuando éste sea improductivo).
Por su parte, el Índice de Centros Finan-
cieros Globales, elaborado por la Autori-
dad del Centro Financiero de Quatar para
el año 2015, dice que hay varios factores
que combinados hacen que un centro fi-
nanciero sea competitivo: (i) los profesio-
nales (se requiere que sean altamente ca-
pacitados, (ii) el ambiente de negocios (se
requiere que impere el estado de derecho,
que haya estabilidad política y económica,
que haya afinidad cultural, que los costos
de hacer negocio sean razonables, que
se protejan los derechos de los inversio-
nistas); (iii) infraestructura; (iv) acceso al
mercado (que no haya controles cambia-
rios); (v) sistema tributario adecuado (sim-
ple y estable, con tratados para evitar la
doble tributación); y (vi) reputación.
Es sabido que la economía panameña es
una economía enfatizada en el sector ter-
ciario (poco más del 60% del PIB), y por
ende Panamá ha sabido desarrollar una
plataforma de servicios que ofrece las
condiciones más favorables en América
Latina para la administración de patrimo-
nios por medio de fideicomisos.
Lo anterior se ve reflejado en el hecho
de que Panamá ocupa el lugar número
48 de entre 144 países analizados en el
Ranking de Competitividad Global, para
el año 2014-2015, elaborado por el Foro
Económico Mundial; y es el país número
61 de entre los 189 países analizados por
el Banco Mundial, en donde es más fácil
hacer negocios, según su informe Doing
Business del año 2014.
En este sentido Panamá cuenta con una
infraestructura idónea para servicios
transnacionales, que facilita la prestación
de servicios fiduciarios de administración
patrimonial: (i) una economía ininterrum-
pidamente dolarizada desde el año 1904,
que garantiza la circulación del dólar
como moneda de uso corriente; (ii) un
centro bancario con presencia de bancos
procedentes de todas partes del mundo
(i.e. unos 42 bancos de América Latina;
7 bancos de América del Norte; 14 ban-
cos de Europa; 6 bancos de Asia y Orien-
te Medio); (iii) ausencia de restricciones
cambiarias y de remesas de capital; y
(iv) conectividad aérea (i.e. la mejor del
1...,6,7,8,9,10,11,12,13,14,15 17,18,19,20,21,22,23,24,25,26,...68
Powered by FlippingBook