revista-161 - page 15

Centro Financiero
15
dato, el depósito, el comodato, el mutuo,
el usufructo, el fideicomiso romano, la
prenda, la hipoteca, la anticresis, el alba-
ceazgo, las guardas, las estipulaciones a
favor de otro, las fundaciones, etc”. “Pero,
lo más importante, resuelve muchas si-
tuaciones que son imposibles de una ade-
cuada solución en nuestros países”.
La segunda, del Dr. G. Hanse Voelkel,
abogado neoyorkino, quien en el prólo-
go de su compilación de escritos del Dr.
Ricardo J. Alfaro sobre el fideicomiso en
Panamá, dijo:
“Aunque la legislación panameña sobre
Fideicomiso ha estado en vigor durante
casi 45 años (hoy en día hace unos 89
años), su contenido no se ha difundido
suficientemente, por lo que no se le ha
dado todo el uso de que pueda ser objeto
por parte de los abogados (y otros profe-
sionales) panameños para los cuales es
extraña y parece ser una creación artifi-
cial que no tiene raíz en el Derecho Civil”.
No hay duda de que, a pesar de haber
transcurrido más de 30 años, las pala-
bras del Dr. Fuenzalida, con relación a la
versatilidad del fideicomiso, mantienen
plena vigencia.
En cuanto a las palabras del Dr. Voelkel,
aunque hoy en día el fideicomiso ya no
es una figura extraña para los abogados
panameños, coinciden con la invitación
del señor Serbia, en cuanto al reto que
tenemos los profesionales dedicados a
negocios fiduciarios de continuar estu-
diando esta figura jurídica y de difundir
sus bondades y usos.
El presente artículo acoge la invitación
del Dr. Voelkel y de Serbia, y pretende
contribuir en alguna medida, con nuestra
responsabilidad didáctica.
La vinculación que históricamente ha te-
nido Panamá con los Estados Unidos de
América, nos ha permitido a los aboga-
dos panameños convivir con dos culturas
jurídicas distintas, la de tradición roma-
nista y la de tradición anglosajona. Esta
convivencia de culturas jurídicas distintas
hace de Panamá un lugar muy especial,
pues nos ha permitido aprender y poner
en práctica lo mejor de ambos mundos.
Ese hecho constituye una de las ventajas
comparativas del fideicomiso panameño,
con respecto a otras jurisdicciones, de las
que debemos tener conciencia para sa-
carle provecho.
No es por casualidad que Panamá fue
el primer país latinoamericano en apro-
bar una ley de fideicomisos. Tampoco
es casual el que Panamá sea el primer
país latinoamericano en que se fundó un
capítulo de la Society of Trust and Estate
1...,5,6,7,8,9,10,11,12,13,14 16,17,18,19,20,21,22,23,24,25,...68
Powered by FlippingBook