revista-160 - page 42

42
Centro Financiero
LA INFLACIÓN Y EL DERECHO
de la demanda (mayores consumos y
aumentos de salarios), y que las mismas
se contraponen con paulatinas restriccio-
nes del lado de la oferta (insuficiencia de
inversiones y limitaciones productivas),
todo ello dentro de un contexto de gasto
público mal administrado, significa que
se está en presencia de una situación es-
tructural crujiente, que se va manifestan-
do y verificando a través de un constante
y solapado incremento de la inflación.
Escenarios de esas características, re-
percuten desfavorablemente dificultando
el desarrollo y el progreso social de la
comunidad, desafiando a los académicos
de la economía y a los gestores guber-
namentales como políticos a desentrañar
esta problemática.
Al esclarecimiento de ello, es común que
conspire un marco de manipuleo de la
información para disimular el proceso co-
mentado, derivándose en la falta de datos
verdaderos de comparación, que puedan
ser utilizados por funcionarios públicos y
agentes económicos y, consecuentemen-
te, en la agonía de la credibilidad social,
resintiéndose así el principal factor de la
economía que es la psicología.
Este simplista y precario manipuleo es-
tadístico, que no hace más que incenti-
var el desconocimiento acerca de cuáles
son las cifras técnicamente reales de las
variables económicas y sociales, trae un
doble perjuicio: a) para el gobierno, por
no saber qué medidas adoptar para solu-
cionar los problemas que diariamente se
Por: Eduardo Barreira Delfino
TIPHAINE, CEVASCO, CAMERINI
& BARREIRA DELFINO
Cuando la realidad económica indica que
existen presiones crecientes por el lado
1...,32,33,34,35,36,37,38,39,40,41 43,44,45,46,47,48,49,50,51,52,...60
Powered by FlippingBook