revista-160 - page 35

Centro Financiero
35
No es posible administrar una institución
adquirida, hasta que no haya sido racio-
nalizada e integrada. Y ello es recomen-
dable hacerlo de forma rápida y efectiva.
No debe asumirse que ciertos recursos
son mejores en la organización que ad-
quiere, que en la que está siendo adqui-
rida; tampoco puede esperarse que el
capital humano que va a ser absorbido se
desprenderá fácilmente de todo aquello
en lo que ha creído y ayudado a crear en
el seno de la institución de la cual provie-
ne. Y el equipo que recibe deberá estar en
la mejor disposición de acoger de forma
proactiva al nuevo talento que está sien-
do incorporado, en una empresa que po-
siblemente consideren única y poderosa.
En las siguientes páginas compartire-
mos el enfoque, metodología y lecciones
aprendidas por un equipo de trabajo que
durante los últimos veinte años ha venido
liderando las más importantes integra-
ciones operativas y tecnológicas en la
región, en las áreas de banca y seguros.
Estableciendo la dirección de la
integración
La dirección de la integración establece
la visión y los principios guía que defi-
nirán el proceso de toma de decisiones
y establecerá las premisas que regirán
a lo largo del proceso. Como consulto-
res facilitamos la metodología para que
se cumplan los lineamientos que serán
identificados y garantizamos que ningún
aspecto quede sin atención. También
ayudamos a establecer la visión de futuro
y a delinear lo que será la nueva organi-
zación.
Si bien cada proceso de integración es
diferente y debe adaptarse a característi-
cas específicas de la integración de cada
institución, nuestra metodología base
divide un proyecto de integración en dos
grandes fases: 1) Fase de Transición y 2)
Fase de Transformación.
Fase de Transición
A partir del día 1 del anuncio de la fusión,
se debe iniciar un proceso planificado y
estructurado de integración que abarcará
todas las áreas de las instituciones invo-
lucradas y tendrá como objetivo lograr
la consolidación en una sola estructura
y bajo un modelo operativo único. Esa
primera fase dura aproximadamente 100
días y estos deberán utilizarse para darle
estructura a la integración, diseñar el mo-
delo objetivo a seguir e identificar los po-
sibles beneficios que se puedan obtener
en el corto plazo, acciones que pueden
resumirse en los siguientes pasos:
• Identificación, nombramiento, confor-
mación y puesta en operaciones del
equipo de integración. Ello incluye,
entre otras actividades, definir el mo-
delo de gobierno y el alcance de cada
frente de trabajo.
• Identificación de los talentos clave
a retener, tanto por su valor para el
negocio, como para el soporte de las
operaciones actuales.
• Definición de la nueva estructura or-
ganizacional integrada, bajo las diver-
sas dimensiones de los negocios del
banco que adquiere.
Para ello se deben tomar en cuenta cin-
co aspectos que nos han llevado al éxito
durante procesos de integración, que no
han dejado de estar exentos de comple-
jos matices durante sus respectivas eje-
cuciones:
1.
La integración debe ser la prioridad
para todas las entidades involucra-
das:
Se requiere y es fundamental
Temas
Estratégicos
Temas
Tácticos/
Implementación
Áreas de
Enfoque
Concentrar esfuerzos en confirmar
la estrategia, visión y objetivos
con el fin de soportar
una integración exitosa
Concentrar esfuerzos en la
identificación y diseño de las iniciativas
de largo plazo y los beneficios
potenciales de corto plazo
Concentrar esfuerzos en ejecutar
las iniciativas, capturar sinergias
y desarrollar planes de transición
para la nueva organización
Ágil conocimiento y enfoque
en temas importantes
Actividades de implementación
para el Día D
Sinergias Resultantes
Proporcionar Beneficios
de Corto Plazo
Plan de transición
Día 1 a 100
Transformación
Día 101 en adelante
1...,25,26,27,28,29,30,31,32,33,34 36,37,38,39,40,41,42,43,44,45,...60
Powered by FlippingBook