revista-160 - page 26

26
Centro Financiero
quidación forzosa, tomando en cuenta
los siguientes criterios:
2. La diligencia, simplicidad y transpa-
rencia en el trámite.
…”
Las acciones y trámites que conllevan
una liquidación bancaria son múltiples, y
ello resulta lógico por la variedad de pro-
ductos financieros y carteras, así como
por la multitud de clientes, proveedores y
acreedores que se manejan a nivel de los
bancos. Sin embargo, la Ley Bancaria ha
sido muy puntual al establecer que dicho
proceso (por muy complejo que parezca),
además de manejarse de forma diligen-
te y simple (sencilla), deberá ser trans-
parente, o sea claro, comprensible y sin
espacio para dudas.
Otro de los momentos en que la Ley Ban-
caria señala que deberá haber transpa-
rencia, es nada menos que en la presta-
ción de los servicios bancarios.
Es tanto el interés de esa normativa legal
el buen trato al cliente por parte de los
bancos, que le dedica todo un título (el
Título V). Y en el artículo 192 establece:
“ARTÍCULO 192. PRINCIPIOS.
Los prin-
cipios establecidos en los Títulos V y VI
de este Decreto Ley tienen por finali-
dad aportar, a la relación contractual,
la equidad necesaria y deseada para
garantizar el equilibrio de las partes.
Los bancos están obligados a prestar
sus servicios a los clientes bancarios
con transparencia, probidad y equidad,
de conformidad con las normas y prin-
cipios del presente Título”.
En una relación contractual, de cualquier
naturaleza, generalmente hay una parte
más fuerte que la otra. A propósito de esa
realidad, el artículo transcrito, pretende
que la relación contractual banco/cliente
sea equitativa y garantice el equilibrio de
las partes. En ese afán, impone a las en-
tidades bancarias la obligación de pres-
tar los servicios a sus clientes de forma
transparente, y no sólo eso, sino tam-
bién con probidad (honradez) y equidad.
Como vemos, por la redacción imperativa
de la norma, éste no es un tema que pue-
de quedar a opción del banco.
II. Integridad
Este vocablo, no menos usado y des-
gastado que el de transparencia, según
el Diccionario de la Real Academia, es
el “Dicho de una persona: Recta, proba,
intachable”.
Igual relevancia le da la Ley Bancaria a
este concepto. Veamos hacia quiénes y
hacia qué se aplica.
En primer lugar, no por orden de impor-
tancia, sino de acuerdo con el orden en
que aparecen plasmados en la normativa,
tenemos que deberán ser personas ínte-
gras las que ocupen cargos en la Super-
intendencia de Bancos.
1...,16,17,18,19,20,21,22,23,24,25 27,28,29,30,31,32,33,34,35,36,...60
Powered by FlippingBook