revista-160 - page 21

Centro Financiero
21
puerto de origen, suscribiendo con el
transportista un contrato de transpor-
te para la emisión del documento de
transporte donde el exportador tras-
pasa su titularidad al consignatario, el
banco Emisor. Allá inicia la importa-
ción de la mercancía hacia la Repúbli-
ca de Panamá, independientemente
de que el exportador, el transportista,
el medio de transporte, y el puerto de
embarque, estén en un remoto país.
También en aquél lugar y en ese mo-
mento inicia la responsabilidad y el
riesgo del banco Emisor como Con-
signatario. Es importante advertir que
el banco Emisor no se entera cuando
esto está ocurriendo, y al banquero no
le preocupa.
4. El documento de transporte y los
otros requeridos en la Carta de Crédi-
to son presentados por el Beneficiario
al banco Designado, que los enviará
por Courier al banco Emisor; mien-
tras, independientemente, la mercan-
cía viaja hacia Panamá.
5. Al recibir los documentos, el banco
Emisor los revisa contra los términos
y condiciones de su Carta de Crédito.
Si son conformes, el banco endosa a
la orden de su cliente el documento
de transporte, le cobra, paga al banco
corresponsal para que éste pague al
Beneficiario, y entrega los documen-
tos a su cliente. Aquí termina el Ries-
go de Consignación.
Cualquier evento que ocurra con la mer-
cancía entre la etapa #3 y la #5 (arriba)
atañe y debe importar al banco Emisor,
en su calidad de Consignatario e Importa-
dor de la mercancía. No porque el banco
se dedique a comercializar la mercancía,
sino porque el banco es su “dueño” hasta
que la traspase por medio del endoso.
¿Qué podría ocurrir, hipotéticamente ha-
blando? Por ejemplo:
a. Que los documentos lleguen antes
que la mercancía, y el traslado su-
fra una demora, siendo mercancía
perecedera (alimentos, medicinas,
flores) y esta caduque o se deterio-
re comercialmente hablando; como
consecuencia de esto, el importador
no la acepte cuando llegue; peor aún,
si coincide que no haya sido debida-
mente asegurada.
b. Que la mercancía llegue a destino an-
tes que los documentos originales al
banco Emisor, perdiéndose (los docu-
mentos) en tránsito, y que por el tipo
de documento de transporte emitido,
no sea posible que el Recinto Aduane-
ro o la Naviera entregue la mercancía
ni siquiera contra una Carta de Ga-
rantía Bancaria para el Retiro de Mer-
cancías; como consecuencia de esto,
que el consignatario sea penalizado
por gastos de almacenaje y poste-
riormente la mercancía sea declarada
como Mercancía en Abandono.
c. Que la documentación declare la
mercancía requerida en la Carta de
Crédito, pero se descubra, antes de
ser endosada, que toda o parte de
ella es ilícita, prohibida, fraudulenta, o
1...,11,12,13,14,15,16,17,18,19,20 22,23,24,25,26,27,28,29,30,31,...60
Powered by FlippingBook